27 DE ABRIL
SALMO 119:91
«Todo subsiste hoy, conforme a tus decretos, porque todo está a tu servicio» (SAL. 119:91).

¿Por qué me pasa esto? Es una de las preguntas más comunes para quienes pasamos por temporadas difíciles.

Eventualmente caemos en la condenación por un evento o pecado pasado, que asociamos con el dolor que sufrimos en el presente, o con la incertidumbre de no entender la causa y no ver propósito de virtud en lo que estamos padeciendo.

Estamos muy confundidos al creer que un mundo sin problemas y sufrimientos existe de este lado del sol.

No solo el Antiguo Testamento es un fiel anuncio de que Dios usa todo acorde con Su plan y para Su gloria, sino que en ese «todo» incluye momentos que seguramente la persona que los sufrió, no solo no los tenía planeados; supongo que muchos se hicieron la misma pregunta, por ejemplo:

•José al ser vendido por sus hermanos.

•Hambruna global en tiempos de José en Egipto.

•David al ser perseguido por Saúl.

•Daniel al ser acusado ante el rey por orar a Dios.

•Los hebreos al sufrir el complot de Amán en tiempos de Ester.

Pero el más claro retrato de cómo Dios se especializa en no desaprovechar nada, incluyendo los sufrimientos es:

•La traición de un amigo.

•La negación tres veces de otro amigo.

•Acusaciones injustas.

•Tortura.

•Una cruz.

Y desde esa cruz se escucha: «Consumado es», y la historia no volvió a ser la misma.

El salmo de hoy nos comunica la certeza de que todo lo que sucede, pasa porque así Dios lo presupuestó, sobre todo hay que destacar, que todo lo que Dios planea, le es útil.
Y si creemos que Romanos 8:28-29 es verdad, entendemos que el plan de Dios es hacernos a la imagen de Jesús, para Su gloria y nuestro mayor bien; y todo lo que pasa sirve a esa agenda para los que amamos a Dios.

Esta semana tuve una charla con una amiga de la familia; el año pasado sufrió algo que, en mi opinión, es de las cosas más dolorosas que alguien puede sufrir, y hoy me confesó: «Me siento en la prensa (siendo prensada)».

Al terminar la charla, y después de compartirle algunas cosas que mi alma necesitaba también recordar, empecé a buscar el concepto de prensar y ensamblé lo siguiente:

•Las uvas eran PISADAS para hacer vino.

•Los olivos son APLASTADOS/PRENSADOS para hacer aceite.

•Los diamantes se forman BAJO PRESIÓN.

•Y dicen que las semillas y los niños crecen durante la OSCURA noche.

Por lo que, si percibes que estás siendo PISADO, APLASTADO, estás bajo PRESIÓN y en tiempos OSCUROS, quizás Dios esté en el proceso de hacer una obra especial y hacerte CRECER en la fe y en Él.

Estamos pasando en casa por una temporada complicada, no planeada, ni deseada, pero mi mujer y yo, al saber y creer lo que he relatado aquí, tenemos este lema: «Dios está haciendo algo bueno». Quizás no lo entienda, no me guste o prefiera que no me estuviera pasando, pero sé que Dios tiene un plan y esto que pasa le sirve, y, por ende, me sirve a mí, de un modo que algún día veré. Finalmente, mi llamado es a vivir por fe en lo eterno, no en la certeza de lo temporal.

===================
SALMOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Joyce Vejar
Desde: Arizona, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================