29 DE JUNIO
SALMO 105:19
«Hasta que llegó el momento de cumplir sus sueños, el Señor puso a prueba el carácter de José» (SALMO 105:19, NTV).

Las fallas morales o, mejor dicho, los pecados que tienen que ver con asuntos morales, han visitado al hombre desde el principio después de la caída de Adán y Eva. En la historia más reciente vemos cómo algunos hombres considerados respetables en los círculos cristianos se han visto involucrados en escándalos morales, lo cual también sucede en los círculos políticos de la sociedad.

En la Palabra de Dios vemos que Él se preocupa por el carácter, tanto que se podría decir que la Biblia es un libro de texto sobre personajes. Está lleno de instrucciones sobre lo que significa vivir con rectitud —de una manera piadosa, sabia y justa—. La Biblia también está llena de historias de hombres y mujeres que han hecho bien las cosas y de muchos otros que no. Estas son para nuestro aprendizaje, para que podamos beneficiarnos de los ejemplos de otros.

En este versículo que nos ocupa el día de hoy podemos tener una idea clara de lo que sucedió en la vida de José. Si lo único que conociéramos sobre José fuese este versículo, bien podíamos saber mucho sobre él. Todos conocemos la historia, pues la Biblia la relata con lujo de detalles. Su historia se encuentra en Génesis (37-50). José, el más amado de los hijos de Jacob, es odiado por sus hermanos envidiosos. Enojados y celosos del regalo de Jacob a José, una resplandeciente «túnica de muchos colores», los hermanos lo agarran y lo venden a un grupo de ismaelitas, o madianitas, que lo llevan a Egipto. Su preciosa historia está llena de enseñanzas para nosotros, este es el joven que va de ser un prisionero y llega a ser un príncipe, la mano derecha del faraón.

Todo lo que sucedió en la vida de José puede parecernos producto de la casualidad, pero no podemos olvidar lo que nos recuerda el salmista, aquellos sueños que el joven había tenido de grandeza que detonaron la ira de sus hermanos hacia él, fueron porque Dios estaba poniendo a prueba el carácter de José. Y podemos decir que este joven pasó la prueba, ya que demostró con sus acciones y decisiones el carácter que Dios esperaba de él y que espera de nosotros. El carácter es importante para Dios.

Desde el primer día de fracaso moral, Dios ha estado dirigiendo al hombre a volver a la senda del terreno moral superior a través de varios medios. Los Diez Mandamientos incluyen directivas que muestran a las personas lo que deben hacer para tener un carácter piadoso. Estos incluyen: No mentirás, robarás, cometerás adulterio, codiciarás o asesinarás (Ex. 20: 7-17). Claramente, la Palabra de Dios está llena de instrucciones sobre cómo debe pensar y actuar una persona con carácter piadoso.

A la luz del versículo, observamos que Dios probó a José y nos probará a nosotros. ¿Pasaremos la prueba?

===================
SALMOS
DEVOCION MATUTINA VESPERTINA
Narrado por: Joyce Vejar
Desde: Arizona, USA
===================
|| www.drministries.org ||
===================