Todo cambia con esta actitud

Dios quiere, que como sus hijos, nuestra actitud sea de amabilidad hacia los demás. Que nuestra actitud marque la diferencia. ” La respuesta suave, aplaca la ira, pero la palabra áspera, hace subir el furor”.
“Que a nadie difamen, que no sean amigos de contiendas, sino ; amables, mostrando mansedumbre con todos”. (Proverbios 15:1) (Tito 3:2).